Press "Enter" to skip to content

Tonny Ruiz-Gijón Posts

La selección natural, muertes absurdas y las selfies

Las selfies son una de las modas más famosas de la última década. Sin embargo, muchos de los practicantes de esta moda no acaban tan bien como esperan en sus fotos. Algunos acaban con lesiones graves y otros llegando incluso a morir, ya sea antes, durante o después de haberse sacado una foto de sí mismos, con el accidente al menos en parte atribuido a la toma de la foto. Son unos claros ganadores de los Premios Darwin, unos premios irónicos a las estupideces humanas.

Selfies y muertes estúpidas

El Departamento de Transporte de los Estados Unidos estimó que durante 2004 más de 33.000 personas resultaron heridas mientras conducían y utilizaban un teléfono móvil de alguna manera. Una encuesta realizada en 2015 por una aseguradora  encontró que el 4% de todos los conductores admitieron ¡haberse echo fotos mientras conducían!

En la India, se han establecido zonas de no-selfie en ciertas áreas del Kumbh Mela porque los organizadores temían que los cuellos de botella causados por los que adoran esta práctica pudieran desatar estampidas y las absurdas muertes por selfie.

Un estudio de 2018 mostró que entre octubre de 2011 y noviembre de 2017, hubo 259 muertes por selfies en 137 incidentes reportados en todo el mundo, con las mayores ocurrencias en la India, seguida por Rusia, Estados Unidos y Pakistán. La edad media fue de unos 23 años de edad, con un número de muertes de varones superior a las de mujeres de tres a uno.

Algunas de las muertes absurdas por Selfie

La última selfie que se tomaron

Una de las primeras trágicas historias de muertes estúpidas por hacerse una selfie se recoge en 2011.

Tres adolescentes (dos hermanas y una amiga) murieron por un tren mientras posaban para una selfie, lo cual es visible en la última foto que publicaron en Facebook junto con la leyenda «De pie junto a un tren ahaha, esto es increíble!»

 

Un joven de origen indio cayó por uno de los acantilados más famosos de Irlanda, el resultado: murió al de la caída de Moher Cliffs, County Clare, mientras se tomaba una foto para sus redes sociales.

Por otro lado, una turista alemana murió tras tropezarse con un precipicio en Sri Lanka mientras se tomaba una foto. La mujer de 35 años estaba tomando fotos con su amiga cuando se cayó del «Fin del Mundo», un acantilado de unos 1.200 metros de altura. El ejército de Sri Lanka y los voluntarios recuperaron el cuerpo después de una búsqueda de seis horas que incluyó apoyo aéreo y escalada. World’s End se encuentra en el Parque Nacional de Horton Plains, en el centro de Sri Lanka, y es una de las mayores atracciones turísticas de la isla del Océano Índico.

Otras selfies grupales que acabaron mal

Cinco pasajeros, a bordo de un helicóptero de turismo se ahogaron después de que un pasajero supuestamente trató de tomar un súper selfie con los pies fuera del transporte. Para ello, el pasajero se quitó el cinturón de seguridad y se situó de tal forma que quedara atrapada en la palanca de apagado de combustible de emergencia.

Cuatro indios de entre 15 y 19 años estaban haciéndose selfies en el oleaje oceánico de Maharashtra. Insatisfechos con las fotos e ignorando una tormenta, se alejaron más de la orilla. Fueron arrastrados por una gran ola y sus cuerpos no fueron recuperados.

Seis mujeres jóvenes (estudiantes de ingeniería de la Facultad de Ingeniería de Vaagdevi, Bollikunta) estaban de pie sobre una roca al borde de un embalse en el distrito urbano de Warangal, en Telangana, India, tomando selecciones. Una estudiante resbaló y cayó al lago, y una tras otra el resto entró para salvarla. Un estudiante sobrevivió, cinco se ahogaron.

Mi reflexión sobre las selfies

Puede resultar complejo entender, desde una perspectiva fuera de las redes sociales, la necesidad de hacerse fotografías de una forma tan peligrosa. Sin embargo, una de las mejores formas de guardar esas instantáneas de tu vida como la experiencia que realmente fue, es la de tener «la mejor foto posible».

La selección natural es una herramienta sólida para dirigir los cambios que viven las sociedades, éstos son tenidos en cuenta para que sigamos avanzando hacia una sociedad más tecnológica pero con capacidad para mantenernos con vida, al menos durante el tiempo que decimos ¡pa-ta-taaa! 📸